Arturo Huaytalla - Ideeleradio
Arturo Huaytalla - Ideeleradio

Es un avance importante

Ideeleradio.- El pase al retiro de 790 oficiales de la Policía Nacional del Perú (PNP) es una medida importante para dar una mensaje de reforma policial que debe incorporar el plano jurídico y la explicación de los criterios para explicar esa decisión, sostuvo Arturo Huaytalla, integrante del Área de Seguridad Ciudadana del Instituto de Defensa Legal (IDL), tras considerar que se debe priorizar ahora la posibilidad de recuperar la confianza de la ciudadanía en esa institución.

Fue al referirse al anuncio del ministro del Interior, Carlos Basombrío, de que a partir del 31 de diciembre, 790 oficiales de la Policía Nacional del Perú (PNP) pasarán al retiro, entre ellos 180 coroneles, 307 comandantes, 255 mayores y 48 capitanes, con el propósito de reestructurar y modernizar la Policía.

“El pase al retiro de 790 oficiales de la PNP tiene sentido, es la segunda parte del retiro de un gran número de oficiales del más alto nivel; la primera parte fue el pase de 39 generales, ahora ha pasado por coroneles hasta capitanes”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Nos parece que se debe tomar en cuenta, por ser un gran número, conocer cuáles son los criterios por los cuales se ha tomado esta decisión porque el número es bastante grueso. Otra cosa que nos parece importante es que esta nueva reestructuración de la reforma policial, también debe incorporar el plano jurídico porque nos parece que esta no está siendo incorporada”, manifestó.

Necesitamos una PNP más eficiente

En otro momento, el especialista indicó que el punto central de la reforma no solo debe pasar por el retiro de oficiales de la PNP, sino por generar las bases para tener una policía más eficiente. Señaló que la reforma debe implicar la recuperación de la confianza de la ciudadanía en esta institución.

“El retiro de estos oficiales también debe pasar por reconsiderar qué tipo de policía queremos tener en el Perú; por un lado, una policía eficiente que capture a delincuentes, pero por otro, una policía que sea amiga de la ciudadanía, y eso pasa por tener un enfoque de policía de prevención y, sobre todo, comunitaria y creemos que ese debe ser el punto fuerza que debe tener esta reforma”, comentó.

“Esta es una línea que todavía consideramos que falta mucho por avanzar, esta reestructuración y el retiro de 790 oficiales es una muy buena oportunidad para dar el mensaje, pero también hacer efectivo el cambio del policía que queremos, que sea efectiva, capture delincuentes por un lado, y, por otro, que genere confianza, vinculo y amistad con la ciudadanía, ya que solo el 30% confía en ella”, acotó.

Comments

comments